Peeling

Es una forma de exfoliación que utiliza sustancias químicas, con las que se logra que la piel elimine las capas de células muertas y se renueve más rápidamente.

 

Los objetivos de un peeling dependen del problema inicial que puede ser manchas, acné envejecimiento, mejoría de cicatrices, etc.

Hay diferentes sustancias de uso médico dermatológico para afrontar cada uno de estos problemas.

  • Logra una piel más uniforme.

  • Cierra los poros.

  • Las manchas pueden aclararse o desaparecer.

Los peeling son tratamientos que pueden variar desde una profundidad muy superficial, hasta dermis media, causan un estímulo químico que no solamente hace un cambio rápido de células muertas, por una capa nueva más sana sino que logra estimular la síntesis de nuevo colágeno.

Hay diferentes peeling, y se clasifican según la profundidad:

 

MUY SUPERFICIALES

Leve enrojecimiento o nada.

 

SUPERFICIALES

Leve enrojecimiento y poca descamación.

 

MEDIOS

Enrojecimiento o color pardo y descamación.

 

PROFUNDOS

Formación de costra, mayor incapacidad y riesgo de pigmentaciones.

Los peeling fuertes, profundos son de uso más limitado porque tiene mayores riesgos, principalmente en pieles oscuras hay riesgo de manchas e hiperpigmentaciones.

ANTES

DESPUÉS

Beneficios

Está indicado para pacientes con envejecimiento, fumadores, con manchas o cicatrices producidas por el acné, es excelente para preparar la piel al iniciar tratamientos despigmentantes.

 

Los peeling causan un estímulo químico que no solamente hace un cambio rápido de células muertas por una capa nueva más sana, sino que logra estimular la síntesis de nuevo colágeno.

 

Es un procedimiento indoloro, que solo tarda unos pocos minutos, en el centro de estética, y te ayuda a prevenir el envejecimiento.

  • Facebook
  • Instagram